It’s a match! 🫶 Vender tu casa es todavía más fácil.Descubre nuestra nueva soluciónlink
Casavo's logo

Soporte

Lo sabemos. Quieres las cosas claras.

Respondemos a las preguntas más frecuentes.

¿Quiénes somos y qué hacemos?

¿Tienes más preguntas? Entra aquí

¿O prefieres que hablemos?

Puedes llamarnos de lunes a viernes, de 9:30 a 17:30. No te preocupes: nosotros pagamos la llamada.

Lista de artículos

Casavo03 junio, El equipo de Casavo

¿Qué es la marca personal del agente inmobiliario?

https://images.reactbricks.com/original/451fd894-6f06-4d28-83ff-0dd94078cec4.jpg

Hoy en día, trabajar la marca personal de un agente inmobiliario es de vital importancia. Por ello, en este artículo de Casavo te vamos a contar qué es la personal brand, cuáles son sus ventajas y desventajas y cómo potenciarla. También hablaremos sobre algunos consejos que debes seguir para tener una buena marca inmobiliaria y sobre la importancia de la humanización del marketing de bienes raíces. Si te interesa, ¡sigue leyendo!

Ventajas y desventajas de la marca personal en el mercado inmobiliario

Lo primero de todo es entender qué es exactamente el branding inmobiliario. En España no hay diferenciación entre marca personal y marca de la agencia inmobiliaria, como sí sucede en América. Allí existe una competitividad por conseguir el reconocimiento público como agente inmobiliario. Sin embargo, cada agente debe tener su propia marca que lo diferencie del resto, que no es otra cosa que la manera en la que los demás te perciben.

Esta forma en la que los demás te ven es la consecuencia de un trabajo diario para comunicarte e interactuar con tu audiencia. Cabe destacar que, hoy en día, gracias al poder de internet, esto es mucho más sencillo que hace unos años, así que hay que aprovecharlo. Veamos las principales ventajas de trabajar la marca personal de un agente comercial inmobiliario:

  • Te distingues del resto de tus competidores: cuando alguien necesite un agente, entre todos los profesionales inmobiliarios, te elegirá a ti por ser la persona que le aporta valor cada día.
  • Generas confianza en tu público objetivo: ellos verán que eres un experto en el mercado inmobiliario, por lo que creerán en tu forma de trabajar.
  • Consigues nuevos contactos: la visibilidad que te da la marca personal hará que nuevos profesionales y clientes se acerquen a ti.
  • Mejoras la cercanía con tus potenciales clientes: ellos tendrán la posibilidad de contactar contigo fácilmente y agradecerán que compartas con ellos tus conocimientos.

En cuanto a las desventajas de la marca personal de un agente de bienes raíces, se encuentran las siguientes:

  • Exige un esfuerzo diario: cada día tendrás que reservar un rato a trabajar tu personal brand.
  • Expones tu imagen en internet: todo el mundo conocerá tu cara, cómo te llamas y los proyectos en los que trabajas.

Como ves, son muchas más las ventajas que las desventajas, por lo que mejorar la marca inmobiliaria es muy beneficioso tanto para el agente inmobiliario como para la empresa en la que trabaja.

Cómo potenciar tu marca personal inmobiliaria

Ahora que ya sabes qué es exactamente la marca personal y cuáles son las ventajas y desventajas del marketing de una inmobiliaria, veamos cuál es el camino que debes seguir para tener una personal brand de éxito.

En primer lugar, la autenticidad es uno de los aspectos más importantes. Si copias a alguien o finges tener otra personalidad, ya no serás tú y, por tanto, no será una marca personal.

En segundo lugar, es aconsejable que te especialices en algo concreto, es decir, que no trabajes en el sector inmobiliario en general, sino que te centres en un segmento. Por ejemplo, te puedes especializar en viviendas de bajo consumo energético, en edificios históricos o en valorización inmobiliaria. Es difícil de creer que un profesional inmobiliario pueda ser experto en todo. Por lo tanto, si te especializas, te verán como referente en ese segmento del mercado.

Otro elemento indispensable para tener una marca personal potente es la propuesta de valor, que es aquello que te hace diferente a los demás profesionales. Una vez que encuentres ese detalle, intenta explotarlo al máximo para atraer nuevos clientes.

Hablando de la relación entre el cliente y el agente inmobiliario, este segundo debe tomar el control de cada situación explicando a su cliente cómo se llevará a cabo el proceso. Asimismo, se debe exigir puntualidad y no hacer un seguimiento a aquellos clientes que realmente no muestran interés en comprar o vender una vivienda. Por último, hay que enfocarse en las necesidades del cliente, sin distraerse con discusiones estériles.

Consejos para tener una buena personal brand

Ahora que ya tienes claros cuáles son los elementos de una buena personal brand, veamos cuáles son los canales que te van a llevar hasta tu público objetivo:

  • Tener presencia online: algo fundamental que debes saber es que la presencia en internet es obligatoria para la marca personal de un profesional inmobiliario. Puedes empezar por tener una web y tratar de posicionarla en los motores de búsqueda.
  • Analizar tu audiencia: gracias a herramientas como Google Analytics, puedes saber todo tipo de datos sobre tu público, desde su ciudad hasta el tipo de contenido que más visita dentro de tu web. Gracias a esta información, sabrás qué conocimientos le interesan más a tu audiencia o cómo debes escribir y hablar para conectar con tus clientes.
  • Crear contenido de calidad: tus potenciales clientes no te van a seguir por el contenido comercial, sino por el contenido de valor, es decir, aquellos conocimientos que les interesan. Además, estudia cuál es el formato que más le gusta a tu público objetivo: artículos, podcasts, vídeos, etc.
  • Trabajar las redes sociales: todo ese contenido que genera el agente inmobiliario debe compartirse en redes sociales a una hora en la que nuestra audiencia pueda verlo. LinkedIn y Facebook pueden ser las redes estrella para el marketing de bienes raíces.

Fomentar este marketing inmobiliario nos va a dar muchos beneficios. Entre ellos se encuentran ser más visibles ante nuestro público objetivo, transmitir el mensaje de nuestra marca, destacar frente a nuestra competencia y, en definitiva, cerrar más ventas.

Puede que al principio lo veas como algo abrumador, pero, una vez que hayas empezado a trabajar la marca personal, te darás cuenta de que es mucho más sencillo de lo que parece. Además, en nuestro blog tienes un artículo sobre puntos clave para ser buen agente inmobiliario que te puede servir.

Humanización del marketing inmobiliario

Es importante destacar que el factor humano juega un papel fundamental dentro de una marca personal, ya que tratamos de unificar la persona y el profesional. Por ello, la transparencia informativa es muy valorada por los clientes. Esto quiere decir que, aunque el agente de bienes raíces trate de hacer muy atractiva una vivienda, no oculte nunca información ni mienta sobre ciertos aspectos negativos del inmueble.

Asimismo, la confianza es la capacidad de que tus clientes te crean cuando intentas convencerlos de algo, y esto pasa por ser un profesional inmobiliario comprometido con tu trabajo y cumplir con tu palabra. Por último, la cortesía te aporta humanidad y siempre te abrirá puertas con los clientes. La buena educación, la puntualidad y un seguimiento amable son buenos ejemplos de ello.

Para terminar, esperamos que te haya quedado claro el concepto de marca personal de un agente inmobiliario y que, gracias a estos consejos, puedas empezar a trabajarla. Y recuerda que, si quieres aumentar el potencial de tus anuncios inmobiliarios, en Casavo te ofrecemos la última tecnología. ¡Echa un vistazo!

Recibe una valoración online al instante