Explorarmenu chevron icon

Casavo06 julio, Marketing Casavo

Hipoteca a tipo fijo o variable: ¿cuál elegir?

Es uno de los dilemas a los que nos enfrentamos cuando queremos comprar una casa: ¿hipoteca a tipo fijo o a tipo variable? Lo cierto es que no existe una respuesta correcta o incorrecta, ya que debemos elegir en función de nuestras necesidades y situaciones personales, así como del contexto histórico-económico en el que nos encontremos.

En primer lugar, debes saber que un tipo de interés es el porcentaje que se aplica a un préstamo o hipoteca como compensación para el prestamista. Este porcentaje se calcula anualmente y puede ser fijo o variable. Veamos un ejemplo: supongamos que pedimos una hipoteca a 1 año por valor de 30.000 euros con un tipo de interés del 10%. El total de los intereses a pagar será de 3.000 euros. Por consiguiente, el solicitante tendrá que pagar un total de 33.000 euros a lo largo del año.

Hipoteca a tipo fijo: ¿en qué consiste?

La hipoteca a tipo fijo la concede un banco u otra entidad y se caracteriza por tener un tipo de interés constante, es decir, que no cambiará durante toda la duración del préstamo. Por lo tanto, al formalizar el contrato se establece de manera definitiva la cuota que debe pagarse de forma periódica.

Hipoteca a tipo variable: ¿cuánto puede subir la cuota?

En una hipoteca a tipo variable, los intereses están sujetos a fluctuaciones según un índice de referencia, que habitualmente es el euríbor. Esto significa que la cuota estará sujeta a posibles variaciones en función de la evolución del mercado financiero. Estas variaciones dependerán también del tipo de hipoteca que se contrate. Por ejemplo, en una hipoteca a tipo variable con tope se establece un límite máximo para las cuotas, mientras que en una hipoteca a tipo variable constante se establece una cuota fija mensual, pero la duración del préstamo variará en función de las fluctuaciones del índice de referencia.

¿Qué hipoteca elegir: fija o variable?

Ambos tipos de hipoteca presentan ventajas e inconvenientes. Veamos cuáles son los beneficios y las limitaciones de cada una.

Comparación de las ventajas

Hipoteca a tipo fijoHipoteca a tipo variable
Tener una cuota estable permite planificar con precisiónlos gastos personales En caso de producirse unabajadaen lostipos de interés,una hipoteca a tipo variablees másconveniente que una a tipo fijo
Tener una hipoteca a tipo fijo proporciona una mayor tranquilidad, especialmenteparapersonas con menosrecursosfinancierosSi la inflación disminuye, las personascon hipoteca a tipo variable se verán beneficiadas.

Comparación de las desventajas

Hipoteca a tipo fijoHipoteca a tipo variable
No permite disfrutar de las situacionesfavorables generadas por las fluctuacionesdel mercadoUna hipoteca a tipo variable conlleva riesgos
La seguridad es más importante que la convenienciaLas fluctuaciones del mercado puedentener un impactopositivo

¿Cuándo es mejor optar por una hipoteca a tipo fijo?

Como hemos dicho, no hay reglas estrictas y cada situación es única, por lo que recomendamos contar con el asesoramiento de un profesional antes de tomar una decisión No obstante, hay ciertos elementos que se deben de tener en cuenta a la hora de decidir si una hipoteca a tipo fijo es la opción más adecuada:

  • A nivel personal, resulta conveniente para aquellos que quieren evitar riesgos y prefieren tenerlo todo bajo control, desde el importe de las cuotas hasta la deuda total.
  • Es la mejor opción para personas que trabajan por cuenta ajena o por cuenta propia con ingresos estables y que no esperan grandes cambios en sus ingresos.
  • En el caso de las hipotecas a largo plazo es recomendable elegir un tipo de interés fijo, ya que es más probable que se produzcan fluctuaciones en el mercado en un período de tiempo tan largo.
  • Se aconseja especialmente en épocas en las que se prevé un aumento de la inflación y una subida de los tipos de interés, como la que estamos viviendo actualmente. Por lo tanto, conviene estar atento a la situación de los mercados financieros a la hora de solicitar una hipoteca.

¿Cuándo es mejor optar por una hipoteca a tipo variable?

  • Este tipo de hipoteca es más apropiado para aquellos que quieren aprovechar las fluctuaciones del mercado y tienen un mayor conocimiento financiero.
  • A nivel personal, la hipoteca a tipo variable es más recomendable para las personas que disponen de mayores recursos financieros y que, por tanto, pueden asumir el riesgo de posibles subidas. Si se va a producir un aumento en los ingresos o se espera obtener mayores ganancias en el futuro, elegir esta opción podría ser la decisión más adecuada.
  • Además, la hipoteca a tipo variable se recomienda cuando tiene una duración corta. Por ejemplo, si se va a solicitar una hipoteca a 10 años para la reforma de una vivienda, esta puede ser la mejor opción.
  • El último factor por considerar es el escenario económico y financiero actual y futuro: en situaciones de baja inflación (o previsión de que baje) y tipos de interésbajos, la hipoteca a tipo variable permite ahorrar significativamente.
  • Si crees que vas a poder devolver la hipoteca antes de su vencimiento, optar por un tipo de interés fijo conllevaría gastos innecesarios que se pueden evitar con un tipo variable.

¿Qué tipo de interés elegir actualmente para tu hipoteca?

Dada la situación actual en las que nos encontramos, con una alta inflación y los tipos de interés en aumento, elegir una hipoteca a tipo variable puede ser una decisión arriesgada. En mayo de 2023, la inflación se situó en el 3,2%, mientras que en abril el crecimiento fue del 0,6% mensual y del 4,1% anual.

A medida que sube el precio del dinero (es decir, en una situación de alta inflación), los intereses de la hipoteca aumentan, lo que puede dar lugar a gastos muy elevados.

Simulación de hipoteca y apoyo continuo: razones para confiar en un profesional

Aun conociendo la teoría, el momento de elegir hipoteca puede ser complicado, ya que entran en juego factores emocionales y determinados sesgos que pueden jugar en nuestra contra. Por eso es importante contar con un profesional como Casavo Hipotecas, que te acompañará en tres pasos clave:

  1. Elegir la hipoteca que mejor se ajuste a tus condiciones personales
  2. Preparar toda la documentación requerida por el banco
  3. Seguir y comprender el progreso de tu solicitud.

Recibe una valoración online al instante

Dirección de la casa
infoIntroduzca una dirección para proceder a la evaluación.
Dirección de la casa
infoIntroduzca una dirección para proceder a la evaluación.