Explorarmenu chevron icon

Casavo26 julio, Marketing Casavo

¿Cuáles son los riesgos y las dificultades que encuentra quien vende una casa?

Vender una casa puede ser un proceso largo y complicado, lo sabe bien quien ya ha pasado por ello. Hacerlo requiere un conocimiento profundo de los pasos y obligaciones que debe afrontar el vendedor. Además del esfuerzo que conlleva poner en venta tu casa de manera que resulte apetecible para los potenciales compradores, hay una serie de dificultades burocráticas y riesgos con los que podrías topar durante el proceso, sobre todo si decides gestionarlo todo por tu cuenta.

Obligaciones y desafíos para quien vende una casa

Hablando de dificultades burocráticas vinculadas a la venta de una casa, probablemente en primer lugar pensarás en la gestión de todos los documentos necesarios. De hecho, las obligaciones legales de quien vende una casa pueden ser un reto significativo para muchos propietarios, que deberán recoger toda la información referida a las certificaciones y documentos necesarios, además de completarlos correctamente para evitar sanciones.

Son varios los documentos indispensables para vender una casa, entre ellos, el título de propiedad, los planos, permisos de construcción, el certificado energético del inmueble o la declaración de la renta derivada de la venta. El incumplimiento de las obligaciones burocráticas puede conllevar multas y sanciones por parte de las autoridades competentes.

Además de los requisitos burocráticos, tampoco hay que pasar por alto las dificultades derivadas de la venta en sí: encontrar un comprador interesado y fiable no siempre es fácil. Este factor es a menudo infravalorado, pero el proceso de encontrar el cliente suele ser bastante complejo.

¿Cuáles son los riesgos de vender una casa sin agencia?

Vender casa de forma independiente puede ser tentador: ningún intermediario, ningún coste añadido. Pero por diversas razones se trata de una decisión arriesgada.

Falta de visibilidad en el mercado

Si decides vender por tu cuenta, perderás el acceso a la amplia red de potenciales compradores que solo una agencia o plataforma inmobiliaria te puede ofrecer. Esto puede hacer que el proceso de venta sea bastante más lento, ya que deberás invertir tiempo y energía para promocionar el inmueble en diferentes canales alternativos.

Mucho tiempo dedicado y menores resultados

Poner un anuncio online por tu cuenta requiere más tiempo de lo que parece: deberás crear el anuncio con toda la información necesaria, responder a los mensajes y las llamadas, agendar visitas para enseñar la casa y gestionar todos los pasos sucesivos referidos a la compra. Además, es difícil tener la misma sensibilidad y capacidad que un profesional: hacer fotos realistas y al mismo tiempo favorecedoras e incluir la información adecuada es esencial para suscitar interés por tu vivienda.

Dificultad para negociar el precio y las condiciones de venta

Sin la ayuda de un profesional del sector, los vendedores pueden encontrarse en una posición de desventaja durante la negociación con los compradores. Un profesional inmobiliario tiene capacidad para evaluar correctamente el valor de mercado del inmueble y negociar de manera eficaz para obtener el mejor precio posible.

Leyes y trámites burocráticos

La venta de una requiere un conocimiento profundo de las leyes y regulaciones inmobiliarias, que a menudo es difícil de poseer si no se es profesional del sector. Es necesario tener presente la normativa que regula las transacciones inmobiliarias para evitar potenciales problemas legales o controversias en el futuro. Sin una preparación adecuada, se corre el riesgo de cometer errores costosos y pasar por alto aspectos importantes que podrían repercutir en la venta.

Posibles estafas

Para terminar, vender algo por cuenta propia conlleva siempre un riesgo de estafa. Compradores malintencionados pueden utilizar la oportunidad para aprovecharse de la falta de experiencia que tendría una empresa o profesional del sector inmobiliario.

Cómo vender una casa de forma segura

La mejor manera de asegurarte de que estás vendiendo tu casa de forma correcta es acudir a los servicios de una agencia o plataforma inmobiliaria. Vender una casa con ayuda profesional te ofrece, de hecho, una mayor seguridad legal; las empresas inmobiliarias son expertas en la redacción de contratos de compraventa y en la gestión de los trámites burocráticos y legales asociados a la venta de un inmueble.

Además, estos profesionales poseen un gran conocimiento del mercado inmobiliario local y una amplia experiencia en la gestión de este tipo de transacciones; por ello pueden acompañarte en todas las fases del proceso, ofreciéndote asesoramiento personalizado, una valoración precisa del inmueble y una gestión eficaz de la negociación.

Para terminar, las agencias y plataformas inmobiliarias te ofrecen numerosas ventajas incluso desde el punto de vista de la practicidad y la transparencia.

  • En primer lugar, colaboran contigo realizando la valoración del inmueble, ayudándote a conocer el valor real de tu casa.
  • Luego, te ayudan a ponerla en venta y a encontrar el comprador ideal, gracias a su amplia red de potenciales clientes, derivada de su visibilidad en diversos canales de venta como sitios web, portales publicitarios y anuncios. Una plataforma, por lo tanto, te permite llegar a un público mucho más amplio y atraer potenciales compradores realmente interesados en tu casa.
  • Una vez seleccionado el adecuado, naturalmente, te acompañan en todos los trámites y fases sucesivas con un asesoramiento personalizado.

Recibe una valoración online al instante

Dirección de la casa
infoIntroduzca una dirección para proceder a la evaluación.
Dirección de la casa
infoIntroduzca una dirección para proceder a la evaluación.