Explorar

Qué es más rentable: ¿vender o alquilar una casa?

Capítulo

1

Guía Casavo

Cómo vender una casa


Capítulo 1:

Qué es más rentable: ¿vender o alquilar una casa?

Si tienes una segunda vivienda, ya sea porque la has comprado o porque la has heredado, es normal que dudes entre vender o alquilar. En esta guía de Casavo, te resolvemos la duda contándote las ventajas y desventajas de cada opción. Además, te contamos cómo calcular la rentabilidad del alquiler y si es rentable invertir en vivienda. ¡Vamos allá!

Vender vs Alquilar: Ventajas y desventajas

Para empezar, vamos a comparar las dos opciones para ver qué es más rentable, vender o alquilar. En primer lugar, las ventajas de vender son las siguientes:

  • te olvidas para siempre de preocupaciones relacionadas con gastos, mantenimiento o el trato con los inquilinos;
  • tienes liquidez al momento, aunque sea menos cantidad de lo que conseguirías a largo plazo con un alquiler;
  • dejas de pagar gastos como el IBI, la cuota de la comunidad o derramas.

En cuanto a desventajas, las que destacan son que ya no tendrás una propiedad, así que dejarás de tener ese ingreso extra, y que los gastos de una venta son muy altos. Además, encontrar posibles compradores es mucho más difícil que encontrar inquilinos. Si te está interesando este contenido, también puedes echarle un vistazo a la guía de Casavo sobre comprar vs. alquilar en Barcelona.

Por otro lado, alquilar es una opción que eligen muchos propietarios por la rentabilidad de los alquileres. Veamos cuáles son sus principales ventajas:

  • tendrás un ingreso extra todos los meses que seguro que marca la diferencia en tu día a día;
  • si te cansas de alquilar, tienes una propiedad para ti y tus familiares o la puedes vender;
  • te ahorras todos los gastos asociados a la venta de una vivienda.

En cuanto a desventajas, la única destacable es lidiar con los inquilinos, ya que te pueden tocar personas problemáticas. Algunos problemas frecuentes son impagos de la renta, desperfectos en la vivienda o conflictos con el vecindario. Sin embargo, buscando buenos inquilinos, lo normal es que alquilar no tenga ninguna desventaja reseñable.

En el caso de que no seas capaz de tomar una decisión, siempre puedes optar por el alquiler con opción a compra. Así, el inquilino empieza alquilando el inmueble y, un tiempo después, ambas partes deciden si se procede con la venta o no.

Vender tu casa es más fácil de lo que imaginas

Empieza con una valoración

Cómo calcular la rentabilidad de un alquiler

Ahora que ya sabes cuáles son las ventajas y desventajas de alquilar o vender una vivienda, vamos a aprender a calcular la rentabilidad de un piso de alquiler. Solo así sabremos si es rentable alquilar un piso o si es preferible venderlo directamente.

En primer lugar, hay que calcular la rentabilidad neta. Para ello, debes multiplicar los ingresos mensuales por 12 para obtener la rentabilidad bruta del alquiler. A esa cantidad se le restan los gastos fijos, como el IBI, el IRPF y la cuota de la comunidad. Por ejemplo, si el alquiler cuesta 500 euros/mes, serían 6000 euros/año. A eso le restaríamos, imaginemos, 1.500 euros de gastos, por lo que la rentabilidad neta sería 4.500 euros/año.

Si ese mismo piso lo queremos vender por un precio de 150.000 euros, calculamos el beneficio simplemente restándole un 10 % de gastos asociados, como Plusvalía Municipal, IRPF, notaría, etc. Es decir, obtendríamos unos 135.000 euros con la venta.

Una vez tenemos estos dos datos, la fórmula para calcular la rentabilidad de la vivienda es muy sencilla: (rentabilidad neta del alquiler / beneficio de la venta) x 100. En este caso sería (4500 / 135.000) x 100 = 3,33 %. Al ser un porcentaje inferior al 5 %, significa que en este caso sería más rentable vender que alquilar. En el caso de que el porcentaje fuera, por ejemplo, del 7 %, convendría más quedarse con el piso y alquilarlo, pues a largo plazo sería más rentable.

Invertir en una casa para alquilar

Para terminar, si quieres invertir en vivienda para alquilar, vamos a darte algunos consejos para que le saques la mayor rentabilidad. En primer lugar, es importante que encuentres buenos inquilinos, es decir, que tengan un perfil solvente y que hayan tenido buena relación con sus antiguos propietarios. En cualquier caso, nunca está de más contratar un seguro de impago y tener en cuenta las ayudas de acceso a la vivienda.

Por otro lado, uno de los primeros pasos que debes dar es decidir el precio del alquiler. Para ello, debes hacer un estudio de mercado para ajustar el precio lo máximo posible a lo que buscan los inquilinos, pero siempre teniendo en cuenta la rentabilidad del piso de alquiler.

En cuanto al contrato de alquiler, debe ser lo suficientemente claro. Algunos de los datos que debe contener son la duración del mismo, la renta a pagar mensualmente, los plazos para hacer el pago y algunas cláusulas sobre normas de uso en la vivienda. Además, el contrato debe identificar a ambos particulares con nombre, DNI y dirección, además de cumplir con la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Finalmente, para alquilar el piso lo antes posible, es importante que lo promociones en los diferentes portales inmobiliarios e, incluso, entre tus conocidos. Asimismo, también es necesario que tengas una gran disponibilidad de agenda para hacer visitas a la vivienda con las personas interesadas. Para que te hagas una idea, la media en España de lo que se tarda en encontrar un inquilino es de dos meses. Sin embargo, con unas buenas fotografías y una limpieza impecable, este proceso se puede acelerar.

En definitiva, vender o alquilar es una decisión muy importante y hay que hacer muchas cuentas antes de elegir. Esperamos que te hayan quedado claros los conceptos básicos sobre la rentabilidad de los alquileres y que hayas aprendido de nuestros consejos sobre invertir para alquilar. Nosotros te recomendamos vender casa en Casavo, para que sea un trámite rápido y sencillo. Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.

Todos los capítulos

Casavo Management Spain S.L.U.