, Maximiliano Maggioni

La historia de Antonella y Carlo

Antonella y Carlo vendieron su casa en el centro de Roma para comenzar una nueva fase de sus vidas.

Elegimos Casavo para vender y la elegiríamos también para comprar. En realidad, ¡nos fiamos tanto que hasta invertiríamos en Casavo si pudiéramos!

Antonella y Carlo vendieron su casa en el centro de Roma para comenzar una nueva fase de sus vidas.

«Elegimos Casavo para vender y la elegiríamos también para comprar. En realidad, ¡nos fiamos tanto que hasta invertiríamos en Casavo si pudiéramos!»

 

Antonella, Carlo, ¿nos contáis algo sobre vuestra antigua casa?

Es la casa en la que hemos vivido juntos estos años. Siempre hemos estado muy bien aquí, sobre todo por la comodidad de la casa, además de ser una zona muy bonita. Se llega a pleno
casco antiguo en 15 minutos gracias a las conexiones del transporte público; es definitivamente un sitio estratégico, que no es muy habitual encontrar en una gran ciudad como es Roma.

¿Por qué decidisteis vender?

Ahora nos estamos acercando a la edad de jubilarnos, aunque tenemos entre manos una pequeña actividad entre manos que seguiremos gestionando. Tenemos una propiedad fuera de
Roma en la que vamos a vivir; todo será un poco diferente, cambiar será un pequeño trauma. Tendremos que acostumbrarnos a espacios nuevos, a las nuevas distancias, pero seguramente estaremos más tranquilos, con una calidad de vida distinta.

 

Cuando decidisteis vender, ¿fue Casavo vuestra primera opción?

Cuando nos decidimos y dejamos madurar la opción de vender, nos pusimos a buscar soluciones que nos permitieran hacerlo con tranquilidad, sobre todo porque los dos trabajamos hasta bien entrada la tarde. Solo necesitábamos una solución que nos permitiera vender la casa sin cambiarnos la vida. Descubrimos Casavo en Internet, y, después de hacer la estimación online, se pusieron en contacto con nosotros para hacer la primera visita. Mientras tanto, en realidad nos informamos también acerca de otras alternativas posibles. La verdad es que queríamos saber bien cuál podía ser el valor de nuestra casa, nos parecía difícil que un algoritmo funcionase tan bien. Especialmente en una ciudad como Roma, en la que hay tantas variables posibles que pueden influenciar el valor de mercado, por lo que la dificultad para valorar una propiedad es mayor. Después de sopesar las distintas alternativas, nos decantamos por vender nuestra casa a Casavo.

¿Cuál fue la primera impresión que tuvisteis de Casavo? ¿Qué os pareció el proceso de venta?

Admitimos que, ya desde el principio, el proceso de venta nos pareció más complicado de lo que nos esperábamos pero también acabó siendo en la práctica. La documentación fue
compleja, y teniendo en cuenta que aún no sabíamos cómo funcionabais, nuestro abogado nos ayudó a comprobarlo todo punto por punto. Sin embargo, los colegas del equipo de Casavo de
Roma estuvieron a nuestra disposición en todo momento y el trato humano que nos dieron hizo que confiáramos y lleváramos el proceso de venta de nuestra con éxito.

¿Estos pasos alargaron el proceso? ¿Se respetó la promesa de «vende tu casa en 30 días»?

A pesar de los retrasos, que fueron necesarios para entender mejor el proceso de venta con Casavo, conseguimos vender en los tiempos que nos garantizaron.

¿Creéis que habéis vendido vuestra casa a un precio demasiado bajo al elegir Casavo?

Cuando uno quiere hacer las cosas en el menor tiempo posible, hay que tener en cuenta que se estará renunciando a un beneficio potencial. Esto pasa en caso de elegir Casavo o en caso
de elegir una alternativa distinta, que también implica unos gastos (anuncios, fotos profesionales, etc.). Por tanto, hay que saber a cuánto se está dispuesto a renunciar en términos económicos, sabiendo que esto se convierte en un ahorro en lo que al tiempo se refiere. De hecho, con frecuencia sucede que el tiempo puede ser determinante para hacer otras cosas: por ejemplo, mudarse a una nueva casa, acabar con los pagos de la hipoteca o hacer una inversión importante. Lo mismo sucede cuando se decide vender un coche usado a un concesionario: al hacerlo, está claro que no se va a recibir el valor máximo, pero con frecuencia uno no tiene el tiempo para poner anuncios en sitios web, organizar las visitas con los compradores potenciales y todo lo demás. Vender la casa tiene estas mismas dificultades, cosa que hemos tenido en cuenta al elegir Casavo. Ya solo el hecho de tener que organizar y gestionar las visitas hubiera sido un problema para nosotros. Trabajamos los dos, hubiéramos tenido que pedir vacaciones, permisos o incluso cerrar el negocio para ir a citas a las que a veces el comprador, al final, ni se presenta.

Además de simplificaros el proceso de venda, ¿por qué motivos habéis elegido Casavo?

Lo que nos ha gustado tanto de Casavo ha sido que fuera un equipo formado por personas jóvenes, que para nosotros es muy importante. Además, conociendo a las personas y desarrollando una relación humana con ellos conseguimos superar las dudas que teníamos en torno al proceso de venta. Cierto, si el proceso de venta hubiera sido más rápido hubiera sido todavía más fácil vender a Casavo, porque las disponibilidad del equipo resuelve todas las cuestiones eventuales que quedan.

Entonces, ¿podemos decir que estáis contentos de haber vendido en Casavo?

Hemos elegido fiarnos de Casavo para vender y lo volveríamos a hacer si hubiera que comprar. Vamos, nos fiamos tanto que, si pudiéramos, hasta invertiríamos en Casavo, porque creemos
en la buena intención del proyecto. Así que sí, ¡nos alegra haber elegido Casavo!

¡Buena suerte con la próxima fase de vuestra vida entonces!

¡Gracias, aunque ahora tenemos que ir a trabajar, y tú también, que todavía eres joven!

Vendido con Casavo

Oferta recibida en

28 Días

Precio final

215.000 Eur

Your browser does not support SVG

Compramos tu casa en Madrid.

Sin estrés, a un precio claro y con 2 visitas como máximo.

¿Necesitas ayuda? Contacta con nosotros o consulta la sección de preguntas frecuentes